Τρίτη, 12 Φεβρουαρίου 2019

ΑΝΤΟΝΙΟ ΑΛΙΒΕΡΤΙ!



ANTONIO ALIBERTI


UNO APRENDE A ENTREGARSE POCO A POCO

Uno aprende a entregarse poco a poco;
es una antigua costumbre de la piel,
casi una rutina permanente.

Ensaya los gestos más dramáticos,
los más inocentes,
altivos o distantes.

Finalmente consigue el ángulo perfecto,
y a ello sólo el tiempo contribuye.

Por eso —los muertos—
guardan una perfecta compostura.

Δεν υπάρχουν σχόλια:

Δημοσίευση σχολίου