Παρασκευή, 16 Αυγούστου 2013

ΒΙΘΕΝΤΕ ΓΑΟΣ!




VICENTE GAOS


A LA CINTURA DE UNA MUCHACHA

Oh, delgado contorno de la vida.
El fluir de la sangre en él acaba.
Oh, columna de luz y ansia de lava.
Volcán para mi mano estremecida.

Límite de la tarde preferida,
bajo un torso de niebla enajenada.
No hay tránsito a la noche enamorada,
pájaro sometido y sin salida.

Oh, ese cerrado cielo en que se unen
el poderoso mare y el labio suave
de la tierra: horizonte atormentado.

Cómo acecha la muerte ese volumen
hermoso, tan levísimo e ingrave.
Oh, la flecha de Dios en tu costado.

Δεν υπάρχουν σχόλια:

Δημοσίευση σχολίου